15 julio, 2024

Nadie quiere dólares “cara chica” y se acumulan en los bancos

Desde hace años, el mercado paralelo del dólar presenta una dualidad de precios entre los billetes de “cara chica” que valen menos por su antigüedad. Incluso se complica que algún cambista los quiera recibir, por lo que los ahorristas no los aceptan ni en transacciones ni a través de la ventanilla de los bancos. 

Esto derivó en que las entidades financieras están acumulando esta categoría de billetes que, según la Reserva Federal de Estados Unidos, tienen exactamente la misma validez que los de cara grande, pero en el mercado del dólar blue suelen cotizar hasta un 4% menos que la versión más moderna. 

Dólares falsos: cómo detectarlos de la mano de la tecnología

Los dólares de cara chica son los que se emitieron antes de 1996 y si bien son más viejos y pueden estar desgastados, “tienen la misma validez legal que los de cara grande”, que se comenzaron a imprimir después de esa fecha aseguró la Fed. 

La decisión de los bancos ante el problema

Ante un cepo cada vez más estricto, los ahorristas buscan en las casas de cambio divisas que sirvan de reserva de valor, o que les ofrezca la posibilidad de cambiar moneda en el extranjero, pero se encuentran con el problema del dólar cara chica y su diferencia de valor. 

Este problema llegó a los bancos, ya que los clientes que acuden a las ventanillas de las entidades no aceptan ese tipo de dólar. Algo por lo que los organismos financieros se vieron obligados a tomar medidas para no acumular estos billetes en sus reservas.

Dólar blue hoy: el minuto a minuto de la cotización de este lunes 20 de febrero de 2023

Por ejemplo, algunos bancos optaron por pagar solo con las divisas que tengan disponibles en el momento en sus sucursales. Esto significa que si el cliente no está conforme con los dólares que ofrece la entidad, puede volver en otro momento e intentar obtener billetes cara grande.

Otros bancos buscan la manera de separar los de cara chica para exportarlos a Estados Unidos y que los billetes que lleguen a la Argentina sean de los nuevos para que se reduzca el stock en sus bóvedas de las divisas rechazadas por los ahorristas. 

SE/ff

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción