18 julio, 2024

Claudio Lozano: “Hay un deterioro del consumo interno”

Claudio Lozano afirma que desde la llegada de Sergio Massa se han aplicado medidas que no privilegian el mercado interno: “Hubo una política regresiva en materia distributiva” destacó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Usted sostuvo que Massa es la “menemización” del Frente de Todos. Me gustaría que profundice acerca de esta idea.

Necesitamos es una mesa que pueda debatir, además de las candidaturas, lo que el Frente de Todos pretende llevar adelante durante el 2023 en términos de políticas públicas y qué es lo que quiere expresar en las elecciones. Esto tiene que ver con la drástica modificación que han tenido estas políticas públicas a partir de la asunción de Massa como ministro de Economía y nos alejamos de los compromisos electorales del 2019. La idea de “menemización” remite a aquellos procesos políticos en los que se dice una cosa y se termina haciendo otra.

Menem planteó la revolución productiva y el salariazo y terminó siendo el adalid del Consenso de Washington, las privatizaciones y el endeudamiento. Las políticas del Frente de Todos en 2022 implicaron una caída del salario real, un deterioro de los fondos presupuestarios asignados a las jubilaciones y a las asignaciones. En ese contexto, tenemos un conjunto de políticas que no privilegia el mercado interno y desacelera la actividad económica.

¿El balance que hace sobre las políticas económicas está contextualizado en esta época que incluyó la pandemia y la guerra?

Sí, aunque considero que la pandemia fue la mejor gestión del gobierno. Incluso pienso que las cosas se complicaron cuando empezó a aflojar la pandemia, desde el último trimestre del 2020 en adelante. Cuando comienza el proceso de recuperación de la economía argentina, apareció un cúmulo de políticas que, en lugar de inscribir esa estrategia de recuperación en una política de redistribución del ingreso, llevó a discusiones que concluyeron en una lamentable negociación con el FMI.

Entiendo las limitaciones que plantea la guerra, pero también se presentaron algunas oportunidades como el aumento de alimentos y la energía. Si se hubiese manejado de otra manera, diferenciando precios internos de los precios internacionales, podría haber sido una extraordinaria oportunidad para hacer otra cosa. Con la llegada de Massa se convalidó un acuerdo inflacionario, la aplicación del acuerdo con el FMI duplicó la tasa de inflación. A partir de allí hubo una política regresiva en materia distributiva que deteriora el mercado interno y desacelera el crecimiento de la economía. No hay motivos para echarle la culpa a los factores externos.

El Tesoro vuelve a recomprar bonos por u$s 200 millones

¿El gasoducto se debió hacer antes?

Por supuesto. Además, el abastecimiento energético supone una proporción muy baja del total que consumimos y no tenemos por qué arrastrar los precios al mercado internacional. El otro problema son las divisas, entre el 2020 y abril de 2022 Argentina acumuló u$s 32 mil millones de superávit comercial que se dilapidaron de diferentes maneras. Por un lado, se permitió un proceso especulativo en materia de stockeo de importaciones y de pago de deuda privada. También estuvo relacionada la negociación de la deuda.

¿Considera que el Fondo Monetario Internacional es un foco inflacionario?

El acuerdo con el FMI ha sido inflacionario y quedó demostrado con creces. Si uno establece criterios que implican recomendar devaluación, suba de tasa de interés y el aumento de tarifas, seguramente aumenten los precios.

Normalmente el aumento de las tasas de interés es una herramienta que se toma en cuenta para contener la inflación.

Se aplica pero no suele tener efecto. El punto por el cual la tasa de interés reduce la inflación es porque desacelera la actividad económica. Si además esto viene acompañado de devaluación y aumento de tarifas, lo que ocurre es que uno tiene un shock inflacionario.

ADP MF

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción