18 julio, 2024

Chacarita| Pelea con desenlace mortal frente a la estación Federico Lacroze

Este martes, cerca de las 4.30 de la mañana, dos personas en situación de calle se pelearon y uno de ellos terminó hiriendo de muerte al otro. El hecho ocurrió en el barrio porteño de Chacarita, en la avenida Guzmán. Allí, un hombre de entre 30 y 35 años fue asesinado frente al cementerio y el agresor, de 34 años de edad, ya está detenido por el homicidio.

Hasta el momento, la policía no pudo identificar a la víctima. El atacante fue detenido gracias a la intervención de un policía de consigna en la estación Federico Lacroze.

Según trascendió, la víctima fue atacada con el cuello de una botella de vidrio rota y sufrió una grave herida. El hombre logró caminar varios metros agonizando hasta que falleció en la puerta de la estación de trenes.

Pelea y muerte en Chacarita 20230221

Mujer policía apuñaló y mató a su ex novio: él tenía denuncias y una perimetral

Un joven de 29 años incumplió una restricción de acercamiento e ingresó durante la madrugada a la casa de su ex novia, a través de una ventana, con el objetivo de buscar el teléfono celular de ella para llevárselo y poder revisarlo. Sin embargo, ella se defendió con un cuchillo y lo mató.

El crimen ocurrió este sábado en la casa que ambos solían compartir en Rafael Castillo y en la que ahora solo vivía Gisela Erika Giménez, una policía de la Bonaerense de 35 años. La víctima fue identificado como Nahuel Ezequiel Cruz, apodado “Keki”.

Ambos se habían distanciado hace unos meses y en junio del año pasado él recibió la primera denuncia, luego de ingresar por la ventana de la casa, arrancar el celular del cargador y escapar.

Acto seguido, Giménez lo corrió para poder recuperarlo, aunque, según detalló en la denuncia del hecho, el hombre le pegó varias trompadas en la cara, la agarró del cuello y le sacó el celular, dinero y las llaves del domicilio que antes compartían.

Entonces él siguió golpeándola, escupiéndola y hasta le tiró un balde de agua. Las agresiones no se detuvieron hasta que el conductor de un auto pasó cerca y ayudó a que Cruz cortara con su accionar. “Me mandaste a la gorra”, le reclamó a la mujer y escapó.

Como consecuencia de aquella agresión, el hombre fue denunciado y recibió una restricción de acercamiento que nunca habría respetado. De esta manera, el 4 de febrero regresó a la casa de la mujer y volvió a reclamarle por su celular, ya que quería revisarlo, a lo que ella se negó y escondió el dispositivo dentro del chaleco antibalas de su uniforme.

Giménez logró que él se fuera a dormir a la cama que solía ser de ambos, aunque relató que él no quiso que ella se fuera a trabajar, por lo que a las 7 de la mañana se volvieron a presentar las peleas y los forcejeos. Él hasta la amenazó con robarle a su perro si ella se iba.

La mujer resultó con lesiones y moretones en un brazo como consecuencia de las agresiones y, tras la nueva denuncia, por protocolo le retiraron el arma reglamentaria y le dieron licencia médica.

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción