18 julio, 2024

Con nieve loca, banderas y el embajador Stanley, el carnaval jujeño afianzó la sintonía Larreta – Morales

Con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el embajador de Estados Unidos Marc Stanley como invitados especiales, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, fue el anfitrión este sábado en Jujuy de un festejo de carnaval que se convirtió en un importante mensaje político. Es que en medio de los roces que se dan entre sectores del PRO y el radicalismo en varios lugares del país, Larreta y Morales volvieron a exhibir que su alianza está por encima de aquellos cortocircuitos, y además la presencia del embajador Stanley en la velada, con sombrero floreado y regando con vino la tierra jujeña como parte del folclore lugareño, dejó en claro que aquella sintonía entre el líder porteño y el titular de la UCR nacional no tendrá objeciones desde Washington.

“Jujuy es una provincia muy diversa, tenemos 350 comunidades indígenas y en el marco de esa diversidad estamos con el carnaval.  Para nosotros es un gusto recibir al Jefe de Gobierno de la Ciudad y que comparta la energía del pueblo jujeño”, enfatizó Morales, en medio de gran cantidad de gente que participaba de la fiesta lugareña. 

“Le había prometido a Gerardo que este año no me perdía el carnaval jujeño”, devolvió gentilezas a su lado Larreta, luciendo un colorido sombrero y una remera con la tradicional imagen del “diablo” que se desentierra en los carnavales del norte. 

Morales y el embajador Stanley, en el festejo del carnaval norteño en Jujuy.
Morales y el embajador Marc Stanley regando con vino la tierra jujeña, como parte del folclore del carnaval norteño. (FOTO NA)

“Esto es una combinación de tradiciones y de festejos, todo en medio de enorme energía positiva, y en medio de uno de los lugares más lindos de la Argentina”, agregó Larreta, que en un momento de los festejos agitó durante varios minutos una bandera argentina.

La presencia de Larreta en Jujuy forma parte de la gira veraniega que viene realizando por todo el país, como parte del armado nacional de su candidatura de cara a a las próximas elecciones presidenciales de este año.

El embajador Stanley, por su parte, se mostró en las redes sociales entusiasmado por poder participar de la colorida fiesta del carnavel en la provincia norteña: “Me había prometido celebrar el carnaval en Jujuy. ¡Estoy tan feliz de que esto esté sucediendo!”, posteó el diplomático estadounidense.

De manera protocolar, desde la embajada en Buenos Aires, se indicó que la agenda de Stanley en el norte no es solo festiva, sino que incluye también “reuniones con funcionarios gubernamentales y con ex becarios de programas de intercambio del Departamento de Estado de Estados Unidos, entre otras actividades”.

“Jujuy será la décima provincia que visite el embajador Stanley desde que asumió el liderazgo de la misión diplomática en Argentina, como parte de su compromiso de visitar cada una de las provincias durante su gestión para conocer mejor el país y potenciar las relaciones bilaterales”, agregó la nota de la representación diplomática.

Morales y el embajador Stanley, en el festejo del carnaval norteño en Jujuy.

 A través de una publicación en su cuenta de Twitter, el gobernador jujeño había destacado “vivimos un maravilloso día en Purmamarca, agradezco al embajador Marc R. Stanley por compartir con nosotros el desentierro del Carnaval. Gracias a los amigos, amigas y a todos los que vinieron a darle la vuelta a Jujuy este fin de semana”.

Larreta almorzó con Morales y Stanley, y cerca de las 15 los tres se trasladaron hacia el cerro a presenciar el tradicional “desentierro del diablo”, momento en que dio inicio oficialmente el carnaval jujeño, que se extenderá hasta el próximo domingo 26″

“El desentierro del carnaval es una ceremonia que da inicio a una tradicional celebración, en la que se libera al Diablo, también conocido como Pujllay”, indicaron allegados a Morales, contando que “esa ceremonia representa el sentimiento de liberación y alegría para dar paso a una de las costumbres más grandes principalmente en la Quebrada de Humahuaca y se trata de una combinación de rituales indígenas, criollos y españoles que año tras año reúne a cada vez más personas en Jujuy”.

“El cierre de los festejos se produce cuando cada comparsa vuelve a enterrar a su diablo con ofrendas a la Pachamama, durante el Domingo de Tentación. Esto es conocido como el entierro del carnaval, con el diablo que se volverá a liberar en la próxima edición del evento”, ampliaron.

NA/HB

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción