19 julio, 2024

“La Vida es un Regalo”: 11 niños dieron el “campanazo” en el Hospital Infantil

En la ocasión fueron 11 pacientes quienes, junto a sus familias, participaron de la conmemoración por el Día Internacional del Cáncer Infantil, como cada 15 de febrero.

Se destaca el caso excepcional de Santino, de 17 años, quien recibió su alta definitiva luego de diez años de tratamiento: “Hace 10 años me diagnosticaron y todo cambió en mi vida. Ya tengo el alta definitiva y estoy feliz por mí y por mi familia, que me acompañó siempre. Me acuerdo de varios doctores que me ayudaron en las noches en las que no podía dormir. La vida es un regalo”, aseguró.

De esta manera, el evento simboliza el cierre de una etapa con el fin de homenajear la alegría por la continuidad de la vida. “Hoy queremos defender la vida celebrando y recordando la importancia de la prevención y la promoción de la salud. El lazo amarillo simboliza el apoyo a esa fortaleza, esfuerzo y lucha por defender la vida”, destacó el secretario de Salud, Ariel Aleksandroff.

Este símbolo lucía en las remeras, ambos y vestidos de los presentes, en representación de la valentía y la esperanza por el fin de esta patología.

En el Hospital Infantil se registran un promedio de 30 nuevos diagnósticos de cáncer por año.

“Hoy es un día de concientización pero también de alegría, porque sabemos que podemos seguir colaborando”, subrayó Daniel Marín, director del Hospital Municipal Infantil.

“La campana es hacer ruido, que la gente mire qué está pasando acá. Uno asocia inmediatamente el cáncer con la muerte. Pero el cáncer se cura. El objetivo de la campana es visibilizarlo”, añadió Roberto Navarro, jefe del Servicio de Hematología y Oncología de la institución.

El Hospital Infantil registra un promedio total de 30 nuevos diagnósticos de cáncer infantil por año, siendo el rango etario de entre 3 a 17 años. El objetivo del evento consiste en visibilizar y concientizar acerca de la existencia del cáncer infantil. Por medio de un diagnóstico precoz, es posible su cura en un 80 % a través de tratamientos adecuados.

Verónica, madre de uno de los once niños, comentó: “La primera vez que él tocó la campana fue muy emocionante, estábamos con toda la familia. Ese momento fue algo muy hermoso. Saber que me hijo venció el cáncer y pudo salir adelante es muy lindo”.

Doce niños terminaron su tratamiento. Uno no pudo asistir, pero sin embargo fue recordado durante las once campanadas. Durante la actividad, los niños recibieron regalos elaborados a partir de material reciclable, y también disfrutaron de propuestas recreativas.

En el Hospital Infantil de Córdoba se viene invirtiendo en mejoras edilicias en los últimos tres años. Entre los trabajos ejecutados se refuncionalizó el área de oncología, las salas de internaciones y los quirófanos. Las obras incluyeron las refacciones en el servicio oncohematología pediátrica con nuevas habitaciones y sus respectivos sanitarios totalmente equipados.

Con la finalidad de brindar un servicio completo, las habitaciones para aislamiento oncológico se construyeron más espaciosas para mayor comodidad en la asistencia al paciente y su acompañante, por ser tratamientos de tiempos prolongados.

Además, se colocaron más de 3500 m² de cielo raso, 18 tableros eléctricos, un nuevo techo en el hall de ingreso al hospital con cubierta anti plagas, iluminación led y recepción con nuevo mobiliario.

“A este hospital lo encontramos en una situación prácticamente de abandono cuando asumió esta gestión. Poco a poco se fue reestructurando, modernizando y equipando. Siempre tuvimos como meta principal la dignidad e importancia del espacio del niño en su cuidado y tratamiento; así surgieron nuevos baños y habitaciones que hacen que hoy el Hospital Municipal Infantil esté de pie, con nuevos ingresos, salas y sistemas de seguridad y cuidado. Todos esos avances mejoran nuestra calidad, devolviendo a la comunidad lo que esta nos confía”, remarcó Marín.

Fuente: Puntal.com.ar

Redacción