15 julio, 2024

Ismael Bermúdez: “Hay un respaldo político de Alberto, Cristina y La Cámpora a Massa”

Ismael Bermúdez afirma que era previsible que la inflación de enero estuviera por encima de las expectativas del Gobierno. “El error de hacer esas promesas es que tu palabra se devalúa, y eso es lo que más debe evitar” sentenció el economista en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Te sorprendió el 6% de inflación?

No sorprendió tanto, porque las estimaciones estaban hablando de que estamos teniendo una inflación ascendente luego de la baja que hubo en noviembre. 

Ya en diciembre hubo una suba de precios mayor, y con este dato de enero, las proyecciones hacia adelante no son auspiciosas, desde el momento en que se calcula que este mes puede tener un piso similar.

Lo preocupante de estos índices es que ponen en cuestión las propias pautas del presupuesto nacional, que se hicieron con un incremento potencial del 60% para este año, con lo cual, este arranque lleve seguro a una modificación presupuestaria.

¿Fue un error de Massa decir que el objetivo era llegar a abril con un tres delante o era necesario para cortar la tendencia de inflación?

Evidentemente fue un error.

Yo de chiquito me acuerdo que había una máxima de Juan Domingo Perón que decía “mejor que decir es hacer, y mejor que prometer es realizar”. Cuando él hizo esa afirmación, no había evidencia objetiva de que la inflación iba a descender. ¿En que se basa el viceministro para decir que la inflación a fin de año estará en el 3% o 4%? Él tendría que explicar por qué, y en su momento Massa no lo explico, y vinieron todos los aumentos que no podían eludirse. El error de hacer esas promesas es que tu palabra se devalúa, y eso es lo que más debe evitar.

Argentina en el podio de los países con más inflación de la región

¿Es plausible una crítica a Massa desde la izquierda diciendo que para bajar la inflación está enfriando la economía?

No. Creo que un enfriamiento de la economía puede llevar a una especie de recesión con inflación.

El programa con el FMI es inflacionario, desde el momento en que hubo un ajuste muy fuerte en los servicios públicos, y la pretensión de que se devalúe a un ritmo más alto y rápido el peso.

Si mirás enero lo que más aumentó, fueron los servicios, y más en la Ciudad, porque se incrementaron un 7,5%. En Buenos Aires fue un 8,8%. Todo esto señala que es un plan inflacionario, con el agravante de que podemos entrar a un escenario recesivo, y tendríamos dos problemas en lugar de uno.

La oposición solo dice palabras huecas, ¿cuál es el contenido de lo que dicen? Macri devaluó el peso muy fuertemente, dijo que como el paralelo estaba alto no se iba a trasladar a los precios, y terminamos con recesión y mucha inflación. 

¿Puede ser que al haber una dispersión del liderazgo dentro de Juntos por el Cambio haya dos posiciones económicas?

Con la asunción de Massa, se encolumnaron todos los sectores detrás de las medidas tomadas por él, de acentuar el acuerdo con el FMI. Porque mucha crítica, pero el respaldo político de Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y La Cámpora hacia Massa no se mueve. Massa terminó por blanquear el acuerdo con el FMI que en su momento criticaron algunos sectores del kirchnerismo.

La oposición está discutiendo el nivel y el grado de ajuste que harían en caso de ascender al Gobierno y la devaluación del peso que deberían ejecutar en caso de acceder a la Casa de Gobierno, esa es la discusión.

El FMI advierte sobre ola de devaluaciones en mercados fronterizos

El problema de la deuda

¿La deuda en pesos es mucha o poca? ¿Cuáles son las posibilidades de un estallido?

Efectivamente, la deuda es preocupante, porque está ajustada por inflación o por dólar, por lo que tiene un nivel de indexación que no tienen otras variables de la economía. Este porcentaje le juega en contra, porque aumentan todos los pasivos del Banco Central, y es un problema serio, porque empuja la inflación más para arriba.

Finalmente, creo que el devenir económico y financiero de las próximas semanas o meses depende del FMI. Porque… ¿el Fondo quiere bajarle el pulgar al actual Gobierno, o quiere que el actual gobierno llegue a las elecciones como sea y le traspase el Gobierno al que surja?

Presumo lo segundo, que sería lógico y conveniente para el Fondo…

Sí, porque el escenario económico internacional es muy crítico y complejo. Si hubiese un salto inflacionario alto, el problema social sería muy grave, porque estamos frente a un polvorín social.

El dato del INDEC de pobreza está cerca del 40%, así que hablamos de 18-19 millones de personas que viven en hogares pobres. No se redujo, sino que se mantuvo, con la diferencia que ahora tenemos trabajadores registrados pobres. El 15% de los trabajadores hoy viven en hogares pobres. La participación de los trabajadores en el PBI bajó casi diez puntos en relación al 2015.

Estamos frente a un Gobierno dependiente del FMI. Massa está pegado por completo al Fondo, y todas las medidas tienen el aval de este. No se alejan porque saben que corren peligro de que el fondo les saque tarjeta amarilla.

MVB FM

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción