17 julio, 2024

Los gastos de la Municipalidad, 17 puntos por debajo de la inflación

¿Cómo consiguió terminar con las cifras en superávit en un momento económico tan complejo? Principalmente, los ingresos crecieron a un ritmo cercano a la inflación pero los gastos estuvieron muy lejos de incrementarse por encima del 90 por ciento. Es decir, la Secretaría de Economía que comanda Pablo Antonetti aplicó un ajuste en términos reales.

Los números están en el informe de ejecución presupuestaria que la Municipalidad presentó en el Concejo Deliberante.

Si se tienen en cuenta los ingresos corrientes -es decir los que de manera regular tiene el Municipio-, en 2022 alcanzaron los 12.615 millones de pesos, un 63,9 por ciento más que durante el ejercicio 2021. Es decir, si se tiene en cuenta que la inflación alcanzó el 94,8 por ciento en el país, los ingresos estuvieron 30,9 puntos por debajo del incremento del costo de vida.

En cuanto a los gastos corrientes, que son los de funcionamiento como sueldos o servicios esenciales, llegaron a los 10.460 millones de pesos y aumentaron un 66,8 por ciento en 2022. Esto indica que los egresos corrientes se ubicaron 28 puntos por debajo de la inflación.

Pero si se consideran los ingresos y egresos totales, es decir los que incorporan además las partidas para obras o para pagos de deudas, la ecuación cambia.

Los ingresos totales de 2022 llegaron a 12.852 millones de pesos, esto es un 91,05 por ciento más que en el ejercicio anterior.

Pero si se toman los gastos totales, que incluyen los servicios del pasivo y la inversión real en infraestructura, el incremento nominal con respecto al año anterior alcanza el 77,56 por ciento.

Esos dos números indican que mientras la Municipalidad registró ingresos que le permitieron casi empatar en la pelea contra la inflación, ejecutó gastos que estuvieron 17 puntos por debajo del incremento general de precios del año pasado. El gasto real municipal decreció y de esa forma se obtuvieron los números superavitarios que logra ostentar el resultado del ejercicio.

Sueldos y servicios

En los últimos años, hubo partidas claves que perdieron ostensiblemente contra la inflación en la Municipalidad. El ejemplo más notorio fueron los salarios de los empleados públicos.

¿Qué pasó en el 2022?Ese fenómeno se repitió si se tiene en cuenta la comparación con la inflación. Mientras el incremento del índice de precios orilló el 95 por ciento anual, los sueldos en la Municipalidad tuvieron el año anterior una suba nominal de apenas el 73,9 por ciento. Esto es, la partida de personal se ubicó casi 21 puntos por debajo del índice que mide el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

Otra partida que conforma un componente importante del gasto municipal es Servicios No Personales. Allí están las facturas de Cotreco, Autotrol, la de la energía eléctrica para el alumbrado, entre otros servicios.

En 2021, los Servicios NoPersonales se habían llevado 2.578 millones de pesos mientras que en 2022 alcanzaron los 4.252 millones de pesos. Esa diferencia implica un incremento interanual del 64,9 por ciento, según el último informe de ejecución trimestral.

Fuente: Puntal.com.ar

Redacción