15 julio, 2024

Los acusaron de abusar sexualmente y asesinar a su beba, eran inocentes y denuncian a la policía por torturas

Layla Melani Rivero y Omar Barrientos quedaron en libertad tras haber sido detenidos acusados de abusar sexualmente y asesinar a su beba de 21 días, que falleció de un paro cardíaco en un hospital de la localidad bonaerense de Ciudad Evita.

La pareja quedó libre después de que la autopsia y un tercer informe independiente encargado a la Procuración bonaerense comprobaran que no hubo signos de violencia ni de abuso.

Ahora, los padres de Alison Barrientos Rivero denunciarán a los efectivos de la policía bonaerense por tortura física y psicológica y también al personal médico y a la directora del hospital Alberto Balestrini de La Matanza por suministrar información errónea a la Justicia.

“¿Vos mataste a la nena? Preparate”: el acusado del crimen de Milena fue golpeado en el calabozo

El abogado de Rivero y Barrientos, Miguel Ángel Racanelli, le pedirá a la Justicia que se investigue qué motivó a los efectivos, tanto de la comisaría de Altos de Laferrere como de la dependencia de San Alberto, a no cumplir la orden del juez que disponía que la pareja tenía que estar aislada del resto de los reclusos.

En diálogo con la agencia de noticias Télam, el letrado expresó: “(A mis defendidos) los entregaron y los hicieron moler a palos. La responsabilidad la tienen quienes los custodiaban”.

Melani Rivero y Omar Barrientos
Omar Barrientos y Layla Melanie Rivero

Al mismo tiempo, Racanelli presentará una denuncia contra el personal médico del mencionado hospital, quienes fueron los encargados de realizar el primer diagnóstico, el cual indicaba un presunto abuso sexual, y también será denunciada la directora del centro de salud. Para el abogado, el informe hecho por los doctores fue “tendencioso”. “Fue una crueldad absoluta lo que hicieron a partir del informe erróneo de los médicos”, dijo.

Las autopsias que dejaron en libertad a la pareja

Los padres de la beba fallecida estuvieron detenidos por orden de la fiscal Silvana Breggia después de que recibiera un informe de los médicos del hospital Alberto Balestrini que decía que la recién nacida había tenido una muerte violenta y que se habían encontrado signos de abuso.

Dos días más tarde, la autopsia practicada a Alison no detectó signos de abuso sexual, ni de muerte violenta. Con estos datos contrapuestos, la fiscal encargó un tercer dictamen a un médico de la Procuración Bonaerense, cuyos resultados coincidieron con los de la autopsia.

JP/fl

Caso Dupuy: podrían reactivarse los sumarios para determinar responsabilidades de médicos y docentes

El defensor de Rivero y Barrientos pedirá el sobreseimiento de ambos y el cierre de la causa.

La versión que dieron los padres

Los padres de la beba fallecida dieron su versión de los hechos a los médicos y la familia al decirles que la recién nacida “se había ahogado con leche y llegó al hospital ahogada”, según las declaraciones de la tía de la menor. 

En esa línea, la mujer contó a A24 que los médicos del hospital no comunicaron qué fue lo que provocó la muerte de la menor. 

JP/fl

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción