20 julio, 2024

Inflación en EEUU: cómo incide el dato en el escenario de inversiones locales

Y Estrada explica que el gran problema para los inversores es que, para lograr este objetivo, puede utilizar diferentes herramientas de política monetaria, una de las cuales, es subir las tasas de interés, que, tal como detalla, actualmente, está ubicada en el 4,75%, muy por encima del 0,25% de hace unos años.

Efectos de la inflación en la tasa y en el inversor

¿Por qué ese es un problema? Sucede que “este incremento en el costo del dinero genera que el capital sea más caro y se hace más oneroso pedir un crédito para una empresa y para las familias, generando un enfriamiento en la economía”, detalla Estrada.

Y, por otro lado, señala que, al tener una inflación elevada, los inversores comienzan a demandar mayores tasas de retornos en los títulos del Tesoro, lo que provoca que los rendimientos de los bonos públicos en Estados Unidos suban, desatando un efecto ‘flight to quality’, es decir, salida de capital de países emergentes en búsqueda de capital seguro.

Inflación en EEUU: así afecta al inversor argentino

Ahora, ¿cómo interpretar esta tendencia desde el punto de vista del inversor argentino? Estrada plantea que un elemento a observar es que “esto puede seguir generando mayores presiones sobre el tipo de cambio y sobre los bonos locales, por menor flujo de capitales”. Por lo que habrá que estar atentos a las próximas reuniones y discurso de las autoridades de la Reserva Federal para ver qué política van a seguir.

En igual sentido, Juan Ignacio Alra, economista y Portfolio Manager de Southern Trust, indica que, “cuando uno observa la inflación de Estados Unidos en detalle, ve una caída en los precios de la energía mientras que los precios de los servicios están lejos de haberse desacelerado” y asegura que otros datos muestran que la economía norteamericana sigue fortalecida, como el de desempleo que sigue más bajo de lo que los analistas esperan.

Ante ese escenario dispar, Alra señala que, “nosotros, como país emergente, estamos muy atentos a cómo va a proseguir Jerome Powell, presidente de la FED, tras el dato de inflación porque sostiene que “la suba de tasas nos incide directamente”.

Reserva Federal FED

La Reserva Federal tiene objetivos muy exigentes de reducción de la inflación.

La Reserva Federal tiene objetivos muy exigentes de reducción de la inflación.

¿De qué manera? Pues plantea que puede tener dos efectos adversos:

  • por un lado, una apreciación del dólar que afectaría el precio de las importaciones y,
  • a su vez, podría hacer que los commodities tengan caídas en sus precios.

“Nosotros dependemos a gran escala de las exportaciones de la agricultura, que podrían verse afectadas y eso repercutiría en la balanza de pagos, haciendo más complicado cumplir las metas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), advierte. Claramente, eso redundaría en un efecto negativo sobre los instrumentos financieros públicos de la Argentina, lo que repercutiría en el clima de inversiones local de manera adversa.

Y, por otro lado, apunta que, si la FED decidiera seguir aumentando la tasa, podría afectar los bonos de los países emergentes porque haría que los capitales internacionales prefieran activos más seguros y salgan de sus posiciones, generando el mencionado efecto flight to quality desde países emergentes a los centrales.

En ese escenario, “podríamos llegar a ver los bonos argentinos teniendo una caída fuerte como consecuencia de una suba de tasas constante de la FED”, advierte Alra.

La mirada atenta en la FED y Jerome Powell

En palabras del director de la consultora Inviu y economista, Diego Martínez Burzaco, “el mercado está digiriendo el dato de inflación y empezará a alinearse con lo que dijo Powell: que las tasas altas van a permanecer mucho tiempo en ese nivel hasta que la inflación vuelva a su lugar”.

El experto anticipa que esto genera que, de corto plazo, pueda haber desafíos para los mercados emergentes, incluida la Argentina, pero tranquiliza señalando que, “si se evita una recesión profunda, los activos emergentes tienen valuaciones atractivas ajustados por el nivel de riesgo para atraer capitales”.

Así, tal como plantea Alra, todo indica que, ante el escenario de una posible suba de tasas por parte de la FED como consecuencia del dato de inflación, desde Argentina, “los inversores deberán seguir cautelosos el devenir de un mercado que aún no decide si se está logrando el objetivo de bajar la inflación o si este es recién el comienzo de un camino más arduo”.

Aunque todo indicaría que la FED se inclina más por esta segunda mirada, lo que anticiparía un escenario más complejo para el inversor de países emergentes hacia adelante.

Fuente: Ámbito

Redacción