20 julio, 2024

El petróleo cae por liberación de reservas de EEUU, aunque lo frena la demanda china

El Departamento de Energía de Estados Unidos dijo que vendería 26 millones de barriles de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR, por su sigla en inglés), que ya está en su nivel más bajo desde 1983.

El Departamento de Energía había considerado cancelar la venta del año fiscal 2023 después de que el Gobierno del presidente estadounidense Joe Biden vendiera el año pasado un récord de 180 millones de barriles de la reserva. Pero para ello habría sido necesario que el Congreso modificara el mandato.

La preocupación por la oferta también se disipó después de que la Administración de Información de Energía (EIA) dijo que esperaba una producción récord en marzo en las siete mayores cuencas de esquisto de Estados Unidos.

Por otra parte, las exportaciones de crudo se reanudaron en un puerto turco clave tras el devastador terremoto que sacudió la región.

La inflación de enero de Estados Unidos registró un 6,4% interanual, por encima del 6,2% esperado, pero por debajo del 6,5% registrado en diciembre. En la comparación mensual aumentó 0,5%, por encima del 0,1% de diciembre.

En paralelo, la OPEP elevó su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo para 2023 en su primera revisión al alza en meses, en especial por la relajación de las restricciones de China por el COVID-19 y perspectivas ligeramente más sólidas para la economía mundial.

La demanda aumentará este año en 2,32 millones de barriles por día (bpd), o un 2,3%, dijo el martes la OPEP en un informe mensual. La proyección fue 100.000 bpd más alta que el pronóstico del mes pasado.

“La preocupación ronda la profundidad y el ritmo de la recuperación económica de China y el consiguiente impacto en la demanda de petróleo”, agregó.

La OPEP se mostró optimista sobre las perspectivas de la economía mundial, elevando su pronóstico de crecimiento para 2023. Pero también dijo que seguía siendo evidente una desaceleración relativa, citando la alta inflación y las expectativas de nuevos aumentos en las tasas de interés.

El informe también mostró que la producción de petróleo crudo de la OPEP cayó en enero después de que la alianza más amplia OPEP+ prometió recortes de bombeo para apoyar al mercado. La producción disminuyó en Arabia Saudita, Irak e Irán, contrarrestando los aumentos en otros países. Su producción de crudo en enero bajó 49.000 bpd a 28,88 millones de bpd.

Como contraparte, la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo que si bien aumentaron las utilidades del petróleo y el gas en 2022, para 2023 el director de la agencia, Fatih Birol, recomendó que los países que dependen de los ingresos del petróleo reduzcan su dependencia ya que la demanda a largo plazo caerá.

“Especialmente los países de Oriente Medio tienen que diversificar sus economías. En mi opinión, la COP28 (cumbre sobre el clima) podría ser un hito excelente para cambiar el destino de los países de Oriente Medio”, afirmó Birol.

Ya no se puede dirigir un país cuya economía dependa en un 90% de los ingresos del petróleo y el gas, porque la demanda de petróleo disminuirá”, añadió. Este año, Emiratos Árabes Unidos, miembro del grupo de países productores de petróleo de la OPEP, acogerá las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el clima.

Fuente: Ámbito

Redacción