18 julio, 2024

El departamento Río Cuarto, la zona con más aporte de agua en el mes

Según la Administración Provincial de Recursos Hídricos de Córdoba, “los mayores acumulados fueron en el departamento Río Cuarto, donde se superaron los 40 milímetros. En zonas de los departamentos Unión y Marcos Juárez los registros oscilaron entre 15 y 20 milímetros”, especificó la repartición dependiente del gobierno provincial sobre la base a las estaciones meteorológicas.

En línea con esa información, la Bolsa de Cereales de Córdoba, con su red de estaciones, también arrojó los máximos del fin de semana para la zona de Río Cuarto y el sur provincial en general: en Los Jagüeles (47), Chaján (40), La Carolina El Potosí (39), General Levalle (35) y Santa Eufemia (30).

Los departamentos del este provincial recibieron entre 15 y 20 milímetros y hacia el norte los pluviómetros se fueron vaciando. De hecho, en San Justo -al noreste- los registros no superaron los 6 milímetros. El resto del norte cordobés no tuvo lluvias, según la información de la Bolsa.

Los aportes de agua “en las zonas beneficiadas serían de utilidad para los cultivos estivales sembrados de manera tardía, que transitan su período crítico”, explicó la Bolsa en su reporte.

También comienza a ser determinante para fijar un piso a la campaña en la región de Río Cuarto, que vino teniendo algo más de lluvias que el resto de la provincia. Y no solo teniendo en cuenta soja y maíz, sino también el maní, que en febrero atraviesa un mes clave para fijar el rinde.

En el país

Las precipitaciones que atravesaron buena parte del país desde el fin de semana dieron un breve respiro a la región agrícola de la Argentina, especialmente a los cultivos de soja y maíz.

No obstante, los especialistas climáticos advierten que el agua caída no cambia la situación de grave sequía que causa estragos en la nación líder en exportación de alimentos.

El centro-este argentino, el núcleo agrícola del país, recibió en las últimas horas entre 5 y 25 milímetros de precipitaciones, afirmó Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultoría de Climatología Aplicada (CCA).

Según los datos recopilados entre la mañana del domingo 12 de febrero y ayer, los mayores acumulados se registraron en el centro y sudeste de Buenos Aires y en el sudoeste de Córdoba.

Sin embargo, Heinzenknecht manifestó que las precipitaciones registradas fueron dispersas y que, en el marco de una sequía que en algunas regiones se remonta a mediados del año pasado y que sumó una ola calor en la última semana, el beneficio que traerán será corto.

“Son lluvias que te sirven un par de días pero, por las temperaturas que se venían registrando, no arreglan nada”, explicó. Hay que considerar allí que hubo regiones que siguen sin sumar milímetros y sus cultivos están a punto de perderse definitivamente. Ayer fueron muchos los productores de Santa Fe y localidades bonaerense que reportaron nulas lluvias en sus campos.

En cambio, el sudeste del área agrícola de Argentina, en la región austral de la provincia de Buenos Aires, recibió hasta 80 milímetros de agua, mejorando notoriamente la situación de reserva en la zona.

Asimismo, especialistas en climatología aseguran que en el norte de Buenos Aires, el sur de la provincia de Santa Fe, Corrientes y el este de la provincia de Córdoba, las zonas agrícolas más ricas y más castigadas por la sequía, la situación sigue siendo grave, dado que no recibieron aportes significativos.

Por la escasez de lluvias, la semana pasada la Bolsa de Comercio de Rosario y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizaron importantes recortes a sus estimaciones de producción de soja y de maíz para el período 2022/2023.

“Todo el mundo festeja cualquier pequeña lluvia, pero todo el mundo sabe que no los saca de la sequía”, dijo Heinzenknecht.

Adicionalmente, subrayó que se espera un descenso de temperaturas en los próximos días, pero indicó que no está previsto que febrero logre su nivel habitual de precipitaciones.

¿Cambió algo la lluvia?

Según el reporte semanal de Eventos Meteorológicos Destacados de la Secretaría de Agricultura de la Nación, fuera de la zona más beneficiada por las últimas lluvias, en gran parte de Buenos Aires y en La Pampa “se estiman desecamientos leves, lo mismo que en Córdoba. En Santa Fe y Entre Ríos las reservas se mantienen en niveles bajos, en general inferiores al punto de marchitez. En el norte del país no se aprecian grandes cambios. En el este siguen predominando las áreas con déficit hídrico. En la franja agrícola del NOA las condiciones hídricas seguirían siendo adecuadas. Para soja de segunda, en Córdoba predominan las condiciones hídricas regulares, mientras que en Santa Fe y Entre Ríos son mayormente escasas a deficitarias”, señalan los expertos.

Fuente: Puntal.com.ar

Redacción