18 julio, 2024

Tasas de bonos de EEUU se disparan a máximos de 6 semanas a la espera de dato de inflación

El retorno de los papeles a 10 años alcanzó el 3,755% el lunes, el nivel más alto desde el 6 de enero. Por su parte, el rendimiento de la deuda a dos años alcanzó el 4,560%, su nivel más alto desde finales de noviembre. * Los rendimientos no han dejado de subir desde la publicación de unos datos de empleo mejores de lo esperado a principios de mes, que mostraron que los empresarios añadieron 517.000 puestos de trabajo en enero. La tasa de desempleo alcanzó el 3,4%, su nivel más bajo en 53 años.

Esto llevó a muchos inversores a recalibrar las probabilidades de que la Fed suba su tasa de interés más allá del máximo de entre el 5,00% y el 5,25% ampliamente pronosticado antes de los datos de empleo.

“Existe una dinámica en la que los (inversores) técnicos van a querer comprar, y los (inversores) fundamentales están diciendo claramente que vamos a seguir vendiendo, al menos hasta que tengamos más datos”, dijo John Madziyire, gestor de carteras y responsable de Bonos e Inflación del Grupo de Renta Fija de Vanguard.

Al abordar los datos de empleo la semana pasada, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dejó la puerta abierta a subir la tasa de referencia más allá del 5,00%-5,25%.

Los mercados esperan ahora la publicación el martes de los últimos datos del índice de precios al consumo. Los economistas consultados por Reuters esperan que el IPC general y el subyacente suban un 0,4% intermensual en enero.

Tras el informe del IPC, el miércoles la Oficina del Censo de Estados Unidos publicará el informe de ventas minoristas de enero, otro dato que la Fed y los mercados siguen de cerca. Se espera que las ventas minoristas repunten un 1,6% en enero tras caer un 1,1% en diciembre, según una encuesta de Reuters entre economistas.

La curva de rendimiento entre las notas a dos y 10 años se invirtió a -83 puntos básicos, tras llegar a -88 puntos básicos la semana pasada, el máximo desde el 13 de diciembre. La profunda inversión en esta parte de la curva de rendimientos indica preocupación por una recesión inminente.

Fuente: Ámbito

Redacción