17 julio, 2024

El FMI advierte sobre ola de devaluaciones en mercados fronterizos

Una nueva ronda de rescates del FMI está en curso, y algunas de las naciones más endeudadas del mundo tendrán que sacrificar sus divisas para conseguirlos.

En lo que va de este año, tres países endeudados —Egipto, Pakistán y Líbano— han bajado sus tipos de cambio para desbloquear la ayuda del Fondo Monetario Internacional. Y esto puede ser solo el comienzo. Con al menos dos docenas de países haciendo cola ante el Fondo para obtener paquetes de rescate, los operadores de divisas se preparan para una posible nueva ola de devaluaciones en el mundo en desarrollo.

“Es muy probable que se produzcan nuevas devaluaciones en algunos de los frágiles mercados fronterizos”, afirma Brendan McKenna, estratega de Wells Fargo & Co. en Nueva York. “A medida que se agotan los colchones externos, disminuye su capacidad para defender las paridades. Los inversionistas con exposición a estos mercados deberían pensar en cubrirse contra los riesgos de devaluación.”

La desaceleración de las economías ha dejado a algunos mercados emergentes y fronterizos con cargas de deuda insostenibles y escasez de dólares.

El Fondo se queda hasta el lunes y Economía sale a recomprar más bonos

“Los países fronterizos compensaron su falta de ahorro local endeudándose en el extranjero cuando era barato, y ahora se han visto muy afectados por el aumento de las tasas de interés mundiales”, dijo Charles Robertson, economista jefe mundial de Renaissance Capital Ltd. en Londres.

Ahora, las paridades monetarias y los tipos de cambio controlados están bajo presión, y las distorsiones en países como Nigeria y Líbano han llevado a la adopción de tipos de cambio múltiples.

Aunque una moneda más débil puede ayudar a atraer capital y hacer que un país sea más competitivo en términos comerciales, también puede traer consigo un aumento de la inflación y un incremento de los pagos de la deuda. Según Hasnain Malik, estratega de Tellimer en Dubái, esto significa que los inversionistas deben tener cuidado con las rutas de los países que puedan estar al borde del abismo.

“La devaluación de las divisas convierte en intocables a varios mercados de renta variable del universo emergente y fronterizo más pequeño”, afirma Malik, citando a Argentina, Egipto, Ghana, Líbano, Nigeria, Pakistán, Sri Lanka y Zimbabue.

Para el FMI, los bancos centrales deberán mantener altas las tasas

Qué dice Bloomberg Economics 

“El aumento de las tasas de interés mundiales y de los precios de las materias primas ha dejado en evidencia a muchos países en desarrollo con un tipo de cambio fijo. Los choques han obligado a algunas naciones a devaluar bruscamente, otras podrían seguirlas pronto. El resultado será un repunte de la inflación. La estabilidad política y social está en peligro”.

—Ziad Daoud, economista jefe para mercados emergentes

Cuando China devaluó sorpresivamente el yuan en agosto de 2015, se produjo una ola de ventas en todo el mundo, que en seis meses acumuló una pérdida de US$13 billones de capitalización bursátil. Esta vez es poco probable que se produzcan repercusiones similares, ya que los mercados más pequeños se enfrentan a presiones para debilitar significativamente sus monedas.

Jesús Rodríguez y la “bomba”: “La situación económica argentina requiere moderación y prudencia”

A continuación, presentamos algunos de los países en que los tipos de cambio paralelos son más débiles que las tasas de cambio oficiales:

Argentina

Argentina ha tratado de evitar una devaluación repentina, estableciendo normas sobre quién puede acceder a dólares y cómo, lo que ha dado lugar a una docena de tipos de cambio superpuestos. El tipo oficial es de 190 pesos, pero un dólar cuesta 373 en las calles de Buenos Aires. El FMI, que ha comprometió un programa de financiamiento do US$44.000 millones, ha pedido que se eliminen las restricciones. Al ser consultados por la posibilidad de una devaluación, un portavoz del Banco Central se refirió al presupuesto del Gobierno para 2023, que indica que el peso terminará el año significativamente más débil que el tipo oficial, a 269 pesos por dólar, aunque todavía muy lejos del tipo del mercado negro.

Nigeria

Se espera que la mayor economía africana devalúe el naira tras las elecciones de este mes, y la estimación media recopilada por Bloomberg apunta a una caída de una quinta parte.

“El riesgo de devaluación de la moneda nigeriana es alto”, afirma Ayodeji Dawodu, responsable de análisis de deuda soberana y crédito en África del Banctrust Investment Bank Ltd de Londres. “Es muy evidente en el diferencial entre el tipo oficial y el del mercado negro”.

La divisa cotiza a unos 755 por dólar en el mercado informal, mientras que el tipo oficial ronda los 460. Al igual que Argentina, Nigeria opera con múltiples tipos de cambio para distintas transacciones. Los tres principales candidatos presidenciales han prometido poner fin a esta situación. Un portavoz del banco central no respondió a una llamada ni a un mensaje de texto sobre el tema.

Qué irregularidades detectó la AGN en el préstamo que el FMI le otorgó al gobierno de Macri

Etiopía

Etiopía se ha opuesto a las especulaciones sobre una posible devaluación de su moneda y ha tomado medidas enérgicas contra el mercado no oficial. El birr cotiza a unos 99 por dólar, frente a los 53,5 oficiales. La nación de África Oriental comenzó a buscar un acuerdo con el FMI en 2021, y el organismo multilateral dijo en enero que está buscando un compromiso “constructivo y significativo” con el gobierno de Etiopía. El progreso en el alivio de la deuda se ha visto obstaculizado por dos años de guerra civil. El banco central no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Ucrania

El FMI sostuvo el lunes conversaciones con funcionarios ucranianos para revisar el programa de cuatro meses que, de completarse con éxito, podría desbloquear un paquete plurianual de hasta US$16.000 millones. Kiev devaluó la grivna un 20% en julio y firmó un acuerdo puente en diciembre, incluso mientras se intensificaba la invasión rusa que llevaba un año asolando la economía. Las reservas del país son estables y ahora no hay motivos para una devaluación, declaró en enero el vicegobernador del banco central, Yuriy Heletiy.

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción