15 julio, 2024

La CGT se reúne con Massa y confía en su futuro electoral si estabiliza la economía

En medio del ruido que producen gremios que alientan una paritaria permanente, ante la escalada inflacionaria, y los dichos de un cacique sindical que avisa que el salario no puede ser variable de ajuste, Sergio Massa se reunirá con la CGT.

El cónclave se producirá en cuestión de días, tendrá una agenda nutrida de temas, futuro electoral del ministro incluido, y una gama de asistentes que hasta último momento será una incógnita.

Las partes definirán en las próximas horas si el encuentro se produce el miércoles 15 o el jueves 16 y en qué lugar. Si bien se espera que un conjunto de dirigentes de peso de la central obrera estén intercambiando miradas con el ministro de Economía, como Gerardo Martínez, Carlos Acuña y Héctor Daer, hay otros que están en duda, como Andrés Rodríguez, de UPCN, uno de los integrantes de la mesa chica de la calle Azopardo, en uso de licencia, y Pablo Moyano, uno de los triunviros y quien no cuenta con reparos para criticar el rumbo del Gobierno, sobre todo en materia precios, si lo cree necesario.

Luego de que su gremio protagonice inspecciones a centros de distribución de supermercados para verificar la marcha de unos de los programas insignia de Massa, Precios Justos, que generó críticas al por mayor de la oposición y de empresarios, el entorno del Camionero aún no ofrece precisiones sobre la presencia del hijo de Hugo en el cara a cara con el líder de Hacienda aunque creen que finalmente formará parte de una cita en la que habrá idas y vueltas sobre diferentes ejes.

De lado del tigrense, ante la consulta de PERFIL, anticipan que con el grueso del sindicalismo se va a definir una agenda de “recuperación de ingreso, acceso al crédito de trabajadores y asignaciones familiares”. El ítem fondos de obras sociales gremiales, algo que requieren todas las líneas de la central Azopardo, tanto gordos, independientes como el moyanismo, también estará sobre la mesa.

Tampoco faltará, como aportan del lado de una de las máximas figuras sindicales, un análisis pormenorizado de lo que pasa con la inflación, que no cede pese a los intentos oficiales, los salarios y la estabilidad macroeconómica.

Uno de los pensamientos que recorre cada despacho del colectivo sindical más importante del país es que si Massa logra estabilizar los tres temas va a ser “él único candidato posible y viable del Frente de Todos”. Es más: están dispuestos a acompañar una candidatura del hombre de Tigre, una opción que por ahora no figura en los planes del funcionario, hoy atados únicamente a la gestión. Y un descarte público de la chance de ser parte de la carrera electoral versión 2023.

La idea de la central en torno a Massa no es nueva y data del año pasado, cuando el representante del Frente Renovador reemplazó a Silvina Batakis y comenzó a dar sus primeros pasos. Luego, cobró fuerza con el correr del tiempo, al ritmo de las acciones del ministro, y a fines de 2022 varios de los dirigentes gremiales de envergadura no dudaban en señalarlo como la única opción de supervivencia para la coalición oficial, repartiendo críticas al kirchnerismo y lamentando la tarea de Alberto Fernández.

Hay otro aspecto que buena parte de los dirigentes cegetistas no pasan por alto: lo que pueda hacer el kirchnerismo. Bajo ese marco, no descartan que los partidarios de Cristina Kirchner “le embarren la cancha” al súper funcionario. Si eso llega a suceder, adelantan que estarán del lado del hombre que encabeza el área económica.

Piden por el cupo de discapacidad

La CGT, a través de Pablo Moyano, uno de los co-secretarios generales, y su secretaria de Igualdad de Oportunidades, Graciela Aleña, envió una nota a todos los ministerios de la Nación pidiendo que se cumpla con la normativa que determina un cupo de personas con discapacidad como trabajadores del Estado. Los dirigentes lamentan los números del último relevamiento en la materia. La ley que asegura un cupo de personas con discapacidad en el Estado, un 4% precisamente, es la 22.431 y según los miembros de la central Azopardo esa cifra de objetivo hoy no se cumple, ya que solo se registra el 0,61% del personal con alguna discapacidad en las plantas permanentes estatales. Por eso, el moyanismo pidió “cumplir con las normativas vigentes”.

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción