17 julio, 2024

Calleri ya arma equipo para gobernar el Imperio del Sur

Agustín Calleri tiene un objetivo claro para 2024: buscar la intendencia de Río Cuarto. Juan Manuel Llamosas no puede renovar mandato, más allá de que cuenta con aspiraciones provinciales, por lo que el extenista apunta hacia la Municipalidad del Imperio del Sur. En las últimas semanas se lo vio trabajando en el armado: mantuvo conversaciones con peronistas, extrapartidarios independientes, empresarios y referentes barriales, con la idea de sumar apoyos claves de cara a las municipales.

Calleri, a quien se lo vio en el Córdoba Open que se realiza en el Kempes, cuenta con el apoyo del exfutbolista Martín Herrera, su número dos en la cartera de deportes, quien se encarga del trabajo más operativo del armado.

Otros de los anotados en la carrera para la intendencia son la exdiputada Adriana Nazario, Guillermo De Rivas (ex Defensor del Pueblo y actual Secretario de Modernización) y Germán Di Bella, ex director de Bio 4 y actual Secretario de Desarrollo Económico.

Milei pide calma pero en Córdoba sus referentes preparan las candidaturas

En Córdoba hay movimientos incesantes en las huestes libertarias que responden a Javier Milei. Si bien es cierto que el economista pide calma y no quiere que por el momento se hable de candidaturas, los movimientos existen.

En un par de semanas, presentará su candidatura a gobernador el dirigente Rodolfo Eiben, mientras que ya insinuó que también tiene intenciones el dirigente empresario Gabriel Bornoroni.

Asimismo, Verónica Sikora viene publicando intensamente en sus redes sociales distintos diagnósticos sobre la ciudad de Córdoba, lo que permite inferir que la abogada laboralista estaría armando su proyecto para presentarse, en principio, como candidata a intendenta de la capital provincial.

Cámara indiscreta en tribunales federales

En el Palacio del Parque Sarmiento se instaló un sistema de reconocimiento facial en el ascensor para magistrados. Todavía no está funcionando pero ya generó malestar y cuestionamientos. El objetivo es que el personal no viaje en el elevador, de uso exclusivo para jueces, fiscales y defensores oficiales. Hasta ahora, solo se abre con las llaves que tiene cada uno. Una vez que se habilite, el ascensor solo desplegará su puerta con la huella o los rasgos biométricos. Las objeciones apuntan a que se podrían grabar las imágenes, a la información que aportará sobre quién sube, con quién y a qué piso va. Además, defensores y fiscales alertan sobre un dispositivo que colocó la Cámara Federal extralimitándose en sus funciones porque los afectan sin intervención de las autoridades del Ministerio Público Fiscal y de la Defensoría General.

Por lo pronto, y antes de que se formalice algún planteo, hay quienes ya dejaron de usar sus teléfonos en el interior de los ascensores. Temen que alguien pueda escuchar alguna conversación reservada.

“Passerini intendente” no se discute

El peronismo lleva en su esencia la modalidad de conducción verticalista. Esto no es ninguna novedad. No obstante, el ejercicio de este tipo de liderazgo permite entender el contexto del escenario de por estos días en el PJ capitalino.

La fuerte interna que se desató en el peronismo de la Capital por la sucesión en el principal sillón del Palacio 6 de Julio, que tuvo como protagonistas a “pesos pesados”, se cerró cuando el mando aplicó la regla y debió acatarse.

La regla fijada por Juan Schiaretti y Martín Llaryora establecía que el intendente aportaba el nombre del candidato a sucederlo en la ciudad. Es lo que hizo el sanfrancisqueño y ungió a Daniel Passerini.

Las fotos de los tres juntos, el 1 de febrero, en la Unicameral, marcó la primera señal para propios y extraños. Luego vino el plenario en Unión Eléctrica, donde los llaryoristas Juan Manuel Cid e Ignacio García Aresca terminaron levantándole la mano a Passerini. “Más allá de que guste o no, se acató la norma”, se le escuchó decir a un dirigente peronista de la Capital que responde a Alejandra Vigo, a raíz de que quedó expuesta la ausencia de este núcleo en el acto llaryorista.

Pese al traspié, Decara dispuesto a jugar 

El Defensor del Pueblo de la Provincia, Mario Decara, sufrió un traspié en los últimos días, a raíz de la fuerte resistencia de los legisladores radicales de aprobar su pedido de licencia por seis meses para hacer campaña por la intendencia capitalina.

La tensión escaló fuerte el miércoles pasado antes y después de la sesión en el bloque Juntos UCR. El oficialismo pretendía que la primera minoría llevara al recinto el tratamiento sobre tablas de la solicitud de Decara para luego aportar su voto de mayoría, pero el rechazo se impuso de antemano en la bancada opositora.

Ante este escenario sin vuelta atrás, Decara retiró la nota con su petición al otro día de haberla presentado ante el cuerpo legislativo. “Mal se podría aprobar una licencia de seis meses para hacer política y luego retomar el cargo en la Defensoría”, afirmó un parlamentario boina blanca al recordar que tiene prohibido desarrollar ese tipo de actividad por la naturaleza de su función.

De todos modos, quienes conocen muy bien los pasos del Defensor advierten que está dispuesto a jugar en el próximo turno electoral. Para ello la opción que le queda es renunciar al cargo. Decara aspira a la candidatura a intendente de la Capital, y en sociedad con el ala macrista, armó la fórmula con Javier Pretto, actual titular del PRO Córdoba.

Jura por “San Elorrio”

En la primera sesión ordinaria del año, se lo vio muy distendido al legislador opositor Marcelo Cossar. Hasta le dedicó un par de chanzas al flamante parlamentario -sub 30- Álvaro Zamora Consigli (33). El joven vecinalista, junto a María Amelia Moscoso Cardoso (37), asumieron la representación de Encuentro Vecinal Córdoba (EVC) en la Unicameral, a partir del cumplimiento del acuerdo político de rotación de bancas en la fuerza que lidera Aurelio García Elorrio.

Justamente, minutos antes del acto formal de asunción de los dos nuevos legisladores, se le escuchó decir a Cossar –fuera de micrófono– que la camada joven de vecinalistas juraría por “San Elorrio”, en alusión al ex parlamentario y precandidato a gobernador de EVC. Casi al final del plenario, Zamora Consigli pidió la reconsideración del tratamiento sobre tablas de un proyecto de su bloque relacionado con la institución del juicio político. Ante el rechazo del oficialismo, Cossar le dijo a viva voz al vecinalista “así se debuta” en la Legislatura, en una abierta crítica al accionar de la abultada mayoría ante la demanda opositora.

El vecinalismo juega sus fichas

Mientras el mundo de la política espera la definición del gobernador Juan Schiaretti por la fecha de elecciones, el vecinalismo ya tiene sus fichas puestas en la dupla Aurelio García Elorrio – Juan Pablo Quinteros.

De cara a la contienda electoral, la fuerza de Encuentro Vecinal Córdoba (EVC) reafirmará el armado en torno a la candidatura a gobernador del líder del espacio, mientras que en la Capital cordobesa se renovará la apuesta por el edil vecinalista.

En medio de las especulaciones que se tejen por la fecha en que llamará Schiaretti a votar en la provincia, ligada a la decisión de pegar o no los comicios capitalinos, en el caso de seguir la línea llaryorista de un “súper domingo” electoral, en el vecinalismo entiende que García Elorrio y Quinteros se potencian fuertemente en la Capital.

Hay que ver cómo queda la grilla definitiva de candidatos en la ciudad de Córdoba. No obstante, en EVC proyectan una muy buena performance para sus competidores en la carrera por la Provincia y la Capital. En ese sentido, ven un escenario en donde el votante decepcionado con Juntos por el Cambio -por su “unidad forzada”- se incline por ponerle el voto al vecinalismo.

Doblete de Vegetti y ‘hat trick’ de Artime

Tres puntos en la tabla de posiciones y 90 millones de pesos en la tesorería. Más que positivo resultó para Belgrano el balance de la reciente visita de River en el marco del Torneo de la Liga Profesional de fútbol. Más allá del aporte goleador de Pablo Vegetti, los dirigentes del Pirata destacaron “el golazo” que representó la cuestionada decisión de cobrarle 13.500 pesos a cada hincha ‘millonario’ que ocupó la tribuna visitante. “Necesitamos hacer caja”, había manifestado Luis Fabián Artime, el presidente del club de barrio Alberdi, al justificar el tarifazo que provocó hasta una manifestación de parciales riverplatenses frente a la sede de la AFA.

“Los porteños nos van a pasar factura por esto”, presagiaron, temerosos, algunos simpatizantes celestes. Pero lejos de recibir alguna represalia, Belgrano completó una semana perfecta anunciando el acuerdo con un nuevo sponsor en su camiseta: ni más ni menos que la banca privada que tiene como dueño a Jorge Pablo Brito, el mismísimo mandamás de River.

Un capítulo especial en la serie de Cositorto

Mientras va tomando forma el documental sobre Leonardo Cositorto y Generación Zoe que se emitirá por la plataforma Netflix, un capítulo especial de la historia del polémico coach se desarrolla por estos días en Villa María. En la liga de fútbol de esa ciudad causó sorpresa, enojos y suspicacias la designación como secretario privado de la presidencia de Sergio Torrado, quien ofició como gerente administrativo en Zoe Athletic Club, el fallido proyecto deportivo de Cositorto en Córdoba.

Quienes cuestionan el procedimiento señalan que el cargo es “un traje a medida”, ya que el estatuto de la entidad prohíbe la participación como autoridades de quienes no representen a un club afiliado, y lo califican, lisa y llanamente, como “una devolución de favores”. “Tuvo una mala experiencia con ZOE, pero Torrado es una gran persona y con una experiencia que nos abrirá muchas puertas”, justificó Diego Conrero, el mandamás del fútbol villamariense.

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Redacción