17 julio, 2024

Operadores de mercado ya se anticipan al Dólar Soja 3

El Gobierno necesita reforzar las reservas que viene perdiendo el Banco Central en forma acelerada. Los productores agropecuarios mantienen en los silobolsas unos 6 millones de toneladas de soja de la campaña anterior; aunque los especialista estiman que el verdadero stock es de 4 millones de toneladas, ya que parte de la cosecha de soja no se destina al circuito comercial, sino al uso de semillas, molienda propia y fábricas de prensado chicas del interior.

Ese volumen aceleró en los últimos días versiones de que el Gobierno podría lanzar un nuevo dólar soja, para sostener las reservas del Banco Central, que viene vendiendo divisas a un ritmo muy alto, según publicó la agencia NA. A esta cantidad de granos se le sumarían la cosecha desde abril, y en este contexto el nuevo programa cobraría sentido para estabilizar las reservas y dar señales de estabilidad en el período electoral.

Por otro lado, el mercado ya se viene anticipando a esta posible medida. “Es lo que viene ocurriendo en las últimas jornadas con la expectativa de la implementación de una nueva edición del dólar soja, que sin ninguna voz oficial que lo avale ya se convirtió en una certeza para los operadores, con una fecha fija: mayo. Es lo que indican los contratos que empezaron cerrarse en un alto volumen, según los cuales el Gobierno se garantizaría al menos en ese mes un buen ingreso de divisas que lo ayudarían a llegar a la orilla del segundo semestre”, publicó Infobae.

“El dólar soja ya está operando, sólo resta saber cuál será su precio”, sostuvo el presidente de Kimei Cereales, Javier Buján, el primero en notar una diferencia histórica entre cotizaciones del mercado por el impacto anticipado de la medida. Existe entre los analistas financieros la inquietud respecto a cuál será el nivel de incentivo suficiente para lograr la liquidación del sector. Pero productores y operadores parecen conocer la respuesta a juzgar por las cantidades vendidas a mayo que, paradójicamente, deprimen el precio en dólares.

Se trata, en definitiva, de una distorsión que provoca en el mercado cambiario la aplicación de una devaluación focalizada y predecible en el tiempo. La anomalía se advierte claramente en las cotizaciones de los contratos cerrados a mayo y julio de este año, advirtió al medio el operador de granos, Salvador Vitelli.

Señaló que “ya en septiembre había ocurrido una distorsión similar en el mercado pero ahora el margen de anticipación y los volúmenes, dado que la medida se aplicaría en el inicio de la cosecha y no al final, es mucho mayor”.

“En cualquier caso, dado que el mercado apuesta al dólar soja recién en mayo, el interrogante que queda sin respuesta es cómo hará el Gobierno para cumplir la meta de reservas con el FMI en marzo, que luce altamente exigente. En ese sentido, desde la consultora Portfolio Personal Inversiones no descartan que se anticipa un sistema “ad hoc” para la liquidación de granos incluso en el primer trimestre”, publicó Infobae.

Fuente: Todo Agro

Redacción