17 julio, 2024

Dólar blue: ¿cuánto dinero maneja este mercado y cómo se fija el precio?

Sin embargo, el economista Federico Glustein estima que maneja un volumen diario de entre u$s3 millones y u$s5 millones diarios. Y aclara que, “últimamente, está más cerca del nivel bajo de operación como consecuencia de la medida que permite a las tarjetas de crédito aplicar el valor del dólar bolsa a los extranjeros para cobrarles los gastos”. Explica que eso le está sacando volumen y hace que tenga un poco menos de oferta y esté un poco más inestable.

El blue: un mercado pequeño

Se trata de un mercado pequeño y marginal teniendo en cuenta que el oficial (el Mercado Único y Libre de Cambios, MULC) maneja entre u$s300 millones o u$s400 millones diarios y asumiendo que el CCL opera entre u$s50 millones y u$s80 millones por rueda.

Así, tal como señala Quintana, “su volumen, comparado con los otros mercados, en bastante inferior y por eso presenta cambios de tendencia imprevistos, que son consecuencia de órdenes de compra o de venta que impactan en los precios”.

Y es que señala que los precios en el mercado del blue se fijan como en cualquier plaza libre, por el resultado de la oferta y la demanda, “salvo en esos días en los que se presume intervienen ‘manos amigas’, aunque no hay posibilidad de confirmar esas acciones”.

Sin embargo, también es cierto que hay algunas variables que pueden afectar la dinámica de oferta y demanda en esa plaza informal y las más evidentes son, según Quintana, la abundancia de pesos o la necesidad de éstos que haya en el mercado y la apetencia por dolarizar portafolios de inversión cuando hay cierta incertidumbre, entre otras.

dolares.jpg

Muchos ahorristas encuentran en el blue un refugio de valor, pero no siempre funciona con eficacia.

Muchos ahorristas encuentran en el blue un refugio de valor, pero no siempre funciona con eficacia.

“Si bien los otros mercados son los que manejan realmente el amperímetro del flujo de divisas, el dólar blue sirve para medir el apetito por el dólar porque, al estar limitado el acceso al oficial y los financieros, la gente se suele volcar hacia esa plaza y eso lo hace subir habitualmente”, explica Glustein. Es por eso que, cuando hay menor oferta o expectativa sobre que habrá menor oferta en el oficial o más restricciones para los agentes a acceder a divisas, suele tender al alza.

Lo cierto es que, en palabras del economista Joel Lupieri, de Epyca Consultores, “no se considera un mercado transparente, sino todo lo contrario: opera en la informalidad total” y señala que el precio se fija por la red informativa informal que existe entre los operadores.

¿Por qué mucha gente va al mercado del dólar blue?

¿Por qué entonces van tantos ahorristas a ese mercado y qué lo hace tan importante para la City? “El problema es que la gente, como hay tantas restricciones y burocracia para operar en otros mercados va al dólar que le es más fácil de comprar porque cree que, así, resguarda su dinero de la inflación y la devaluación”, responde a esa pregunta el asesor financiero Francisco Di Cristófaro.

Pero explica que ese es un concepto errado porque, por ejemplo, en lo que va de este año, el dólar subió apenas un 7% y hay acciones de empresas y bonos que han tenido rendimientos muy superiores a ese nivel en los últimos meses. “Lo que pasa es que la gente no quiere tener problemas impositivos, no quiere llenar planillas y planillas de datos y también desconoce mucho cómo funciona el sistema financiero y bursátil”, apunta.

Es justamente esa demanda y la oferta que le hace equilibrio los elementos que determinan un precio aproximado, pero Luíeri explica que, en último término, las cuevas aproximan sus puntas (el precio de compra y venta) en torno a lo que van conociendo de sus pares.

Sin embargo, aclara también que no se trata de una cotización uniforme, sino que tiene diferencias según la ubicación geográfica. Así, el precio blue de Buenos Aires difiere del que se opera en otras locaciones, ya que, en otras plazas importantes, como Rosario o Córdoba, suele cotizar más arriba que en la City porteña dada la menor liquidez existente.

Y Lupieri marca que esta es una gran diferencia con los mercados formales (como el dólar oficial, el MEP o el CCL), en los que el precio surge de las operaciones que van siendo registradas en la pantalla del mercado. “Estas operaciones quedan registradas en los sistemas y es fácil conocer el precio de referencia”, indica.

Así funciona el blue y, dadas sus características, es lógico que se trate de una cotización muy sujeta a “las impresiones” que la actualidad económica y política van generando en la gente, en los ahorristas, pero también responde a las especulaciones de los formadores de precio del dólar, a los intereses de ciertos sectores que, a veces quieren generar un clima de inestabilidad cambiaria. Pese a su pequeño tamaño, muchos lo toman como referencia por eso, porque lo consideran un reflejo del “sentimiento” de la City.

Fuente: Ámbito

Redacción