18 julio, 2024

Cayó la construcción en Estados Unidos por primera vez en trece años

El crecimiento en el caso de las casas unifamiliares las llev al mayor nivel desde agosto pasado pero esto no fue suficiente como para compensar la cada Foto archivo Pablo Aeli
El crecimiento en el caso de las casas unifamiliares las llevó al mayor nivel desde agosto pasado, pero esto no fue suficiente como para compensar la caída / Foto archivo: Pablo Añeli.

La construcción de viviendas en los Estados Unidos cayó 1,4% mensual en diciembre, el cuarto mes consecutivo en baja, cerrando de esta forma un 2022 que presentó, por primera vez desde 2009, una caída en el inicio de nuevas obras.

En diciembre se inició la construcción de 1,38 millones de casas en datos anualizados ajustados a variaciones estacionales, de acuerdo con los datos difundidos por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbanístico en Washington, un dato que implica una caída de 21,8% respecto al mismo mes de 2021.

De las 1,38 millones de casas, 909.000 son viviendas unifamiliares -11,3% más que en noviembre- y 463.000 multifamiliares, con cinco unidades o más.

El crecimiento en el caso de las casas unifamiliares las llevó al mayor nivel desde agosto pasado, pero esto no fue suficiente como para compensar la caída en las multifamiliares, la cual impulsó al índice a la baja.

Pese a esta situación, el clima de mercado en el sector presentó una mejora por primera vez en un año este mes de enero.

Tampoco son positivas las perspectivas para los próximos meses, pues las solicitudes de permisos de construcción cayeron 1,6% mensual y 29,9% anual a 1,33 millones, la menor cifra desde mayo de 2020, en los primeros meses de la pandemia de coronavirus.

Tomando al 2022 en conjunto –y de esta forma eliminando los factores estacionales de las comparaciones mensuales-, se estima que en el año se inició la construcción de 1,55 millones de casas, 3% menos que en 2021, mientras que se autorizaron 1,65 millones de permisos, con una caída del 5% respecto al año anterior.

El incremento de tasas de la Reserva Federal (FED) tuvo como correlato una suba en los intereses de las hipotecas, principal instrumento para comprar viviendas en Estados Unidos, lo cual impactó de lleno en el mercado inmobiliario.

La debilidad del mercado inmobiliario también puede generar derrames en otros sectores de la economía: el último reporte gubernamental de consumo, publicado el miércoles, mostró una caída de las ventas de muebles para hogar de 2,5% mensual en diciembre pasado, la mayor merma desde fines de 2021.

El número es cercano a los mínimos históricos cifrados en 187.000 solicitudes, marca que se registró en 1969 y marzo del año pasado.

También se registró un descenso de 5,6% en las ventas de productos de electrónica y accesorios.

Pese a esta situación, el clima de mercado en el sector presentó una mejora por primera vez en un año este mes de enero, según el índice que elabora la Asociación Nacional de Constructoras de Hogares (NAHB) y el banco Wells Fargo.

El índice subió de 31 a 35 puntos, lejos de los 83 de enero del año pasado, según difundió la agencia Bloomberg. Cualquier puntaje menor a 50 implica un clima negativo.

Más allá de los datos negativos de la construcción, Estados Unidos tuvo nuevamente un buen indicador en el mercado de empleo.

Las solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron al menor nivel desde septiembre pasado, según consignó en otro reporte la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo.

Baj la construccin en Estados Unidos Foto Archivo
Bajó la construcción en Estados Unidos / Foto: Archivo.

En la semana que finalizó el 14 de enero, cerca de 190.000 personas solicitaron nuevas prestaciones por desempleo tras haber sido despedidas, lo que significó una baja de 15.000 pedidos respecto de la semana precedente.

El número es cercano a los mínimos históricos cifrados en 187.000 solicitudes, marca que se registró en 1969 y marzo del año pasado.

Por su parte, la información oficial indica que el promedio de pedidos en las últimas cuatro semanas -el cual permite atenuar la volatilidad propia de un índice semanal- bajó a 206.000 personas, la menor cifra desde mediados de mayo pasado.

En tanto la cantidad total de subsidios en curso subió a 1,65 millones de personas en la semana que finalizó el 7 de enero.

Pese a las subas de las tasas de la FED, la ralentización de la economía y despidos focalizados en sectores como el tecnológico y el financiero; el mercado laboral de Estados Unidos resistió los vientos en contra de los últimos meses y cerró 2022 con una tasa de desempleo de 3,5%, un nivel mínimo en las últimas cinco décadas.

Fuente: Télam

Redacción